La tienda de Melisa

Erase una vez una chica llamada Claudia. Una vez su madre le mando a comprar aceite en la tienda de Melisa. Melisa era la amiga de la madre de Claudia. Cuando llego a la tienda le dijo Claudia. Hola soy Claudia. ¿Me conoces? Si como no. ¿Me das un bote de aceite? No, se me ha gastado. Ve a la tienda de Federico, allí lo encontraras. La niña fue a la tienda de Federico, y lo compro. Al día siguiente la madre frió unos huevos con el aceite y cuando los frió. Din don, era Melisa que había venido a cenar con ellos y colorín y colorado este cuento se ha acabado.

Anaís

Un pensamiento en “La tienda de Melisa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s