El cocodrilo Agustín

Erase una vez, un cocodrilo muy triste, porque no jugaba con nadie, pero un día Agustín salio de su casa a ver si había alguien para jugar. Cuando llego al parque vio un avestruz jugando a la comba, una cebra jugando al fútbol y un conejo muy triste y le dijo: “También estás triste. ¿Juegas conmigo? Sí, le contesto Agustín y empezaron a jugar, se hicieron amigos para siempre y colorin colorado este cuento se ha acabado.

Anaís

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s